¿Te subieron el sueldo? Esto es lo que sigue • Forbes México

¿Te subieron el sueldo? Esto es lo que sigue • Forbes México


En México la recuperación del salario mínimo aún es gradual, y aunque el ajuste que se realizó en enero de 2019 se vio como positivo, todavía está por valuarse el impacto real. La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) consideró que uno de los principales efectos será la reducción de la brecha de ingresos entre hombres y mujeres, ya que de los 36 millones 864,000 trabajadores subordinados y remunerados, son más las mujeres trabajadoras quienes reciben hasta un salario mínimo, frente a los hombres.

No obstante, el incremento de sueldo sobre el que un empleado puede incidir directamente es aquel que proviene de su promoción laboral ganada por méritos propios o por un reconocimiento profesional del empleador. Cuando ganas ese ascenso o aumento de sueldo es motivo de celebrar, sí, ¿pero ya empezaste a gastar en tu mente ese dinero que aún no te pagan?. Detente, es tu oportunidad de hacer que ese beneficio se mantenga a largo plazo y no sea diluya en nuevos gastos.

¿Entre más ganas, más gastas?

Lo más común es que con la llegada de un aumento o nuevo empleo, adquieras aquello que antes veías inalcanzable: desde ropa de diseñador, hasta cambiar tu zona de residencia. Se trata de una respuesta natural para mejorar tu vida, porque tus expectativas también crecen; lo que no es del todo negativo si logras salir de tu zona de confort y alcanzar nuevas metas. El problema es llegar a un nivel máximo donde nada es suficiente y cada aumento se diluye entre los gastos cotidianos y nunca se refleja en un crecimiento.

Aprende a administrar el dinero nuevo

Un aumento de sueldo es una gran noticia, haz que dure y úsalo para dar mayor certeza a tu futuro económico, de la siguiente forma:

  1. Espera a ver el aumento reflejado. Antes de organizar cualquier nuevo plan, primero averigua de cuánto se trata realmente . No olvides que parte de tu sueldo se va a retenciones, lo mejor será esperar a ver el primer pago.
  2. Analiza y ajusta tu presupuesto. Revisa lo que comprabas con tu sueldo anterior y analiza si necesitas aumentar un poco a algún rubro; si con pequeños ajustes tu estilo de vida sigue funcionando, mantén tu mismo nivel de gasto y destina el aumento a otra cosa como proyectos o ahorro. De lo contrario, reestructura el presupuesto. Recuerda: un presupuesto básico debe incluir un porcentaje mensual fijo para el ahorro (alrededor del 20%) y el resto dividirse entre gastos fijos (luz, renta, comida, transporte), deudas y gastos prescindibles (netflix, cine, salidas con amigos).
  3. Diseña un plan para terminar deudas. Si una deuda comenzó a generar intereses, un aumento es un buen momento para reestructurarla. Contacta al banco para ver de qué forma esto es posible o sólo aumenta la cantidad que iba para tus deudas y dejar de pagar el mínimo.
  4. No saques un nuevo crédito injustificadamente. Primero liquida tus deudas previas. Si no tienes, analiza si realmente necesitas crédito. Por ejemplo, si tienes metas de crecimiento como adquirir un auto, espera un poco a asumir el nuevo ingreso. Si aún no tienes el enganche, podrías empezar a ahorrar para eso.
  5. Invierte. Si ya destinabas parte de tu salario al ahorro, es momento de invertirlo para que te dé rendimientos y crezca. Busca fondos de inversión u otras herramientas financieras que se ajusten al nivel de riesgo que estás dispuesto a tomar. Otra manera estratégica de usar el aumento de sueldo es destinar una parte a las aportaciones voluntarias del AFORE, o bien, contratar un seguro o fondo para el retiro.
  6. Divide tu ahorro. ¿Tienes un fondo de emergencia? Considera la previsión como un ahorro. Si tus ingresos son mayores ahora, puedes aumentar el porcentaje de ahorro y dividirlo entre ahorro y fondo de emergencia.

Aprovecha este aumento de sueldo para mejorar tu calidad de vida actual y futura, es decir, prioriza tus compromisos y ahorro para el retiro, pero sin dejar de hacer lo que te gusta. Es cierto que es imposible dejar de gastar, lo que sí puedes es aprender a hacerlo.

 

Contacto:

Twitter: @Coru_mx

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: Coru

Blog: Coru.com/blog

Página web: Coru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *